La bella colombiana está que no cabe de la emoción al ser elegida por el productor Salvador Mejía para un papel muy importante en la novela Tierras Salvajes, de Televisa.

Ella tuvo que despedirse de su esposo Carlos, su hijo Samy y de su perrita Canela, para inciar las grabaciones que le llevarán varios meses. Aunque podrá regresar los fines de semana a su casa de Miami.

Sus compañeros de novela la han recibido muy bien y no han faltado los selfies demostrando lo bien que la está pasando junto a Cristián de la Fuente, Mayrín Villanueva, Daniela Romo, Diego Olivera y el productor Salvador Mejía.