Su muerte repentina y trágica dejó muchos asuntos pendientes. Al menos uno de ellos ya se resolvió, y es que su fortuna la podrán administrar entre la madre de su hija y su madre. Penélope, la bebé recién nacida tiene derecho a recibir parte de la herencia de su padre, pero está en una cuenta restringida y aprobada por una corte de Florida.