Estos pilotos fueron suspendidos por sentar a un niño de 10 años en el timón de un avión en pleno vuelo.