A post shared by Beyoncé (@beyonce) on

Beyoncé y su familia son originarios de la ciudad de Houston, es una de las hijas consentidas de esta ciudad. Cuando la tragedia del huracán Harvey pegó ella fue de las primeras que prometió llevar ayuda.

La cantante se unió a una iglesia cristiana y su pastor Rudy Rasmus, de la iglesia Bread of Life en Bayou City y también con la organización BeyGOOD. De esa forma llegó con su hija Blue Ivy y su madre Tina para convivir y servir comida a cientos de personas que siguen sin poder volver a casa tras la catástrofe en Houston y sus alrededores.

A post shared by Beyoncé (@beyonce) on