Luego de varios meses de incertidumbre, el hijo mayor del cantante Pepe Aguilar ya puede respirar tranquilo. Y es que las evidencias indicaban que el juez iba a ser duro con él ante un caso de tráfico humano, en donde Emiliano de 25 años se declaró culpable de transportar ilegalmente a 4 ciudadanos chinos en su cajuela e intentar introducirlos a Estados Unidos por la frontera de San Diego, en California.

La corte de San Diego se vio inundada de reporteros para ver la reaccion de la familia y allegados, tras darse la sentencia. Los padres de Emiliano estaban ahí, apoyando a su hijo.

Pero afortunadamente para el muchacho y su familia, la sentencia se resume en tres años de probatoria, 6 meses de rehabilitación y no abandonar el país durante su probatoria. 

En una entrevista exclusiva a El Gordo y la Flaca, el joven dijo estar arrepentido por el dolor que le causó a su familia y confesó que su relación con sus padres no es la mejor.